BIBLIOTECA CRAI

Propiedad intelectual - Biblioteca - Universidad de Alcalá (UAH)
Foto1

Qué es la propiedad intelectual

Preguntas frecuentes

La propiedad intelectual es el conjunto de los derechos personales y patrimoniales,  que corresponden a los autores respecto de las obras que han creado. En España, la Propiedad Intelectual está regulada por el Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual (Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril).

El titular de los derechos de una obra es, como regla general, la persona natural que crea el trabajo, es decir, el autor. La Ley de Propiedad Intelectual define al autor como “la persona natural que crea alguna obra literaria, artística o científica”, y es a él a  quién le corresponde la propiedad intelectual de la obra por el mero hecho de su creación. En las obras en colaboración los derechos pertenecen a todos los autores, sin embargo en las obras colectivas corresponden a la persona bajo cuya iniciativa y coordinación se edita y divulga la obra.

La condición de autor tiene un carácter irrenunciable, no puede transmitirse inter vivos ni “mortis causa”, no se extingue con el transcurso del tiempo, no entra en el dominio público ni es susceptible de prescripción. De la misma manera los derechos de explotación corresponden exclusivamente al autor y no pueden ser realizados sin su autorización, salvo en los casos previstos en la ley. 

Cuando los derechos de explotación se extinguen, normalmente por el transcurso de su plazo de duración, las obras pasan al dominio público y pueden ser utilizadas por cualquiera siempre que se respete su autoría e integridad. El plazo general de los derechos de explotación de la obra es la vida del autor y setenta años después de su muerte o declaración de fallecimiento. 


Derechos de autor

La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), divide la propiedad intelectual en:

  1. La propiedad industrial, que abarca las patentes de invención, las marcas, los diseños industriales, los nombres y designaciones comerciales y las indicaciones geográficas.
  2. El derecho de autor, que abarca las obras literarias (por ejemplo, las novelas, los poemas y las obras de teatro), las películas, la música, las obras artísticas (por ejemplo, dibujos, pinturas, fotografías y esculturas) y los diseños arquitectónicos.

Los derechos de autor se definen como el conjunto de derechos legítimos de una persona natural sobre su obra literaria, artística o científica; aunque también las personas jurídicas pueden ser titulares de derechos, en los casos que determine la ley. Son de dos tipos:

  • Derechos morales. Se refieren al reconocimiento de la autoría y permiten que el autor tome determinadas medidas para preservar y proteger los vínculos que los unen a sus obras. Son de carácter irrenunciable e inalienable y acompañan al autor o al artista intérprete o ejecutante durante toda su vida y a sus herederos. Entre ellos destaca el derecho al reconocimiento del nombre del artista sobre sus obras y el de exigir el respeto a la integridad de la obra. 

  • Derechos patrimoniales. También llamados derechos de explotación, permiten al titular de la obra obtener una retribución económica por el uso de su obra y puede cederlos a terceros:

    •  Reproducción: obtención de copias de toda la obra o parte de ella.
    •  Distribución: poner la obra a disposición del público mediante su venta, alquiler, préstamo o cualquier otra forma.
    •  Comunicación pública: acto por el cual un grupo de personas puede tener acceso a la obra.
    •  Transformación: incluye la traducción, adaptación y cualquier otra modificación de una obra, produciéndose obras derivadas o no.

Entre los derechos de carácter patrimonial también están los llamados Derechos compensatorios, como el derecho por copia privada que compensa los derechos de propiedad intelectual dejados de percibir por razón de las reproducciones de las obras o prestaciones protegidas para uso exclusivamente privado del copista.

Son objeto de propiedad intelectual todas las creaciones originales literarias, artísticas o científicas expresadas por cualquier medio o soporte, tangible o intangible, actualmente conocido o que se invente en el futuro. 

En general se excluye del objeto de propiedad intelectual todo lo que no puede incluirse en la definición anterior, como son las ideas, la información, y todo conocimiento que es patrimonio común y no es susceptible de apropiación. Expresamente la ley excluye las disposiciones legales y reglamentarias, sus correspondientes proyectos, las resoluciones de órganos jurisdiccionales, actos, acuerdos, deliberaciones y dictámenes de organismos públicos y traducciones oficiales de todos ellos.

Las ideas plasmadas en la obra no deben ser necesariamente originales; lo que debe ser creación original del autor es la forma de expresión de las mismas.

 


Entidades de gestión

Las entidades de gestión colectiva de derechos de propiedad intelectual son organizaciones privadas de base asociativa y naturaleza no lucrativa que se dedican en nombre propio o ajeno a la gestión de derechos de propiedad intelectual de carácter patrimonial por cuenta de sus legítimos titulares. Para operar requieren la autorización del Ministerio de Cultura.

Las funciones de las entidades de gestión son:

  • Administrar los derechos de propiedad intelectual conferidos, con sujeción a la legislación vigente y a sus estatutos.
  • Celebrar contratos generales con asociaciones de usuarios de su repertorio y fijar tarifas generales por la utilización del mismo.
  • Permitir hacer efectivos los derechos de naturaleza compensatoria (por ejemplo, remuneración por copia privada) y realizar el reparto de los derechos recaudados entre los titulares de los derechos.
  • Promover actividades o servicios de carácter asistencial en beneficio de sus socios así como actividades de formación o promoción de autores, artistas intérpretes o ejecutantes.

Las entidades de Gestión de Derechos de Propiedad Intelectual de autores son:

SGAE: Sociedad General de Autores y Editores: integrada por autores de obras audiovisuales, dramáticas, coreográficas y musicales.

CEDRO: Centro Español de Derechos Reprográficos: Obra escrita, representados escritores, traductores, periodistas y editores.

VEGAP: Visual Entidad de Gestión de Artistas Plásticos. Integrada por artistas plásticos y visuales. Es la organización que gestiona los derechos de autor de obras visuales expresadas mediante imágenes tanto si éstas son fijas como en movimiento, con independencia de cual fuere el soporte material utilizado (por ejemplo dibujo, cómic, arte electrónico, dibujo animado, diseño, escultura, fotografía, grabado, ilustración, pintura, videoarte). 

DAMA: Derechos de Autor de Medios Audiovisuales. Integrada por guionistas y directores-realizadores de obras audiovisuales. Obra audiovisual, guionistas y directores de cine y televisión.

  Otras entidades: https://www.mecd.gob.es/cultura-mecd/areas-cultura/propiedadintelectual/gestion-colectiva/direcciones-y-tarifas.html


Normas

La norma principal que regula la Propiedad Intelectual en España es el Real Decreto Legislativo 1/1996 de 12 de abril, (BOE 22-4-1996), por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, regularizando, aclarando y armonizando las disposiciones legales vigentes sobre la materia. Ha sido objeto de modificaciones posteriores.

 

A nivel internacional cabe destacar la Directiva N° 2001/29/CEE de la Unión Europea, de 22 de mayo de 2001, relativa a la armonización de algunos aspectos del derecho de autor en la sociedad de la información.
Son también importantes el “Convenio de Berna para la Protección de las obras Literarias y Artísticas”, firmado en 1886 y revisado en varias ocasiones, y los Tratados de la OMPI, cuya finalidad es velar por la protección de los derechos de los creadores en todo el mundo.

Más información


Páginas de interés:

Ministerio de Educación, Cultura y Deporte
REBIUN
OMPI. Organización Mundial de Propiedad Intelectual

Intranet

Biblioteca